Close

Adelgazar

La pérdida de peso es alcanzada básicamente con la reducción de la grasa corporal. Para eso, una correcta alimentación es fundamental. No existe una manera fácil de alcanzar estos objetivos, sino que mucha determinación, entrenamientos orientados por educadores físicos y una dieta supervisada por nutricionistas.

Para empezar con la pérdida de peso, es necesario una dieta equilibrada, baja en calorías, generalmente baja en grasas y bastante controlada en hidratos de carbono. En estas condiciones, el cuerpo quemará más la grasa almacenada y acumulará menos cantidad de líquidos, adelgazando.

Algunos complementos nutricionales pueden ayudar a alcanzar esta meta:

 

Termogénicos

Estos complementos posibilitan aumentar el tejido muscular y, a la vez, eliminar la grasa corporal. Son compuestos que aceleraran el metabolismo aumentando la temperatura corporal, posibilitando la eliminación de las grasas. La elevación de la temperatura corporal permite quemar más calorías durante las 24 horas del día, incluso en fase de reposo. Contienen substancias estimulantes como cafeína, guaraná, té verde etc.

 

Fibras / controladores del apetito

Dietas ricas en fibras o complementos nutricionales ricos en fibras (como el glucomanano) aumentan la sensación de saciedad (estómago “lleno”), por lo que su uso es recomendado. De este modo, este tipo de dieta sirve para disminuir la cantidad de calorías ingeridas, pues al final el individuo come menos. Además, dietas ricas en fibra ayudan a controlar los niveles de colesterol, presión arterial y mejoran la sensibilidad a la insulina. Alimentos a base de avena (copos, harina) representan una excelente opción.

 

Calcio

Además de sus ya conocidas funciones en los huesos, músculos y sistema nervioso, los últimos hallazgos científicos señalan que una dieta rica en calcio o su suplementación diaria promueven la reducción del tejido graso, consecuente pérdida de peso y mantenimiento de la termogénesis incluso en condiciones de dieta baja en calorías.

 

Omega 3 y CLA

El Omega 3 y el CLA (Ácido Linoleico Conjugado) son suplementos bastante importantes para aquellos que buscan la pérdida de peso. Estudios demuestran que sus usos inhiben el acumulo de grasa y aumentan la masa muscular. Además, hay evidencias científicas de que el Omega 3 y CLA inducen a la utilización de la grasa corporal como fuente de energía, ayudando así en la pérdida del tejido graso no deseado.

 

L-Carnitina

En teoría, la  L-Carnitina contribuye para la oxidación de las grasas, favoreciendo su eliminación al utilizarlas como energía. Hay estudios a favor y estudios en contra de su uso. Una serie de estudios han demostrado los beneficios de consumir suplementos de L-Carnitina para adelgazar. Los individuos que toman la L-Carnitina para adelgazar notan también un mayor nivel de energía, se cansando menos. Otros estudios afirman que sólo quemarán más grasa aquellas personas que hagan una suplementación a medio plazo (mínimo 6 meses de uso contínuo).

 

Batidos de Proteína

En la actualidad  hay estudios indicando que la ingestión de dietas con grande proporción de proteínas promueve una mayor pérdida de peso, mayor reducción de la grasa corporal y disminución de la pérdida de masa muscular durante el adelgazamiento, si comparadas a dietas con menos proteína y de mismo valor energético. Por lo tanto, la sustitución de pequeñas comidas por batidos proteicos puede traer beneficios para personas que se proponen a adelgazar.

 

Vitaminas y minerales

El esfuerzo hecho por el cuerpo en una situación de adelgazamiento baja naturalmente las defensas del organismo y aumenta el envejecimiento por una mayor oxidación de los tejidos. Para evitar y retardar estos procesos, se aconseja una alimentación sana y la suplementación con Multivitaminas y Minerales. De este modo, reforzamos nuestro cuerpo contra la aparición de gripes, resfriados, fatiga mental y muscular.


Close