¡Estamos online! ¿Te podemos ayudar?
Close

Últimos posts

Aceite de coco: mitos y verdades
Mucho se está hablando últimamente del aceite de coco y sus posibles efectos negativos para la salud. ¿Qué hay de...
en nov 5, 2018 | por F. Sanz
Suplementos pre-entrenamiento: eficacia vs. seguridad
Una nueva clase de suplementos dietéticos conocidos como suplementos pre-entrenamiento o pre-workouts ha despertado...
en ago 24, 2018 | por F. Koerich
Liv. 52 - ¿Por que ya no se puede vender?
Mucho se ha comentado en las últimas semanas sobre el producto Liv. 52, de la empresa india Himalaya Herbals, y su...
en ago 8, 2018 | por F. Koerich

Dieta alcalina: ¿Para qué sirve?

Postado en: ago 1, 2018 | Autor: Enformate Enformate | Categoría: Nutrición y Suplementación

Mucho se ha escrito en la actualidad sobre los beneficios de la dieta alcalina, sea en periódicos, revistas o medios online. Intentaremos con este artículo comprobar estas evidencias basándose en la literatura científica.

Dieta alcalina: ¿Para qué sirve?

Para vivir en la Tierra, cualquier organismo vivo, así como sus células deben tener un nivel de PH apropiado. El ser humano requiere de un nivel de pH estrictamente controlado de aproximadamente 7.4 para sobrevivir.

Cuando se trata del pH, y la carga de ácidos en la dieta humana, ha habido un cambio considerable desde la Pre-historia, con la recolección y los cazadores, hasta el presente, con la revolución agrícola (últimos 10.000 años) e incluso más recientemente con la industrialización (últimos 200 años), donde ha habido una disminución del potasio (K) en comparación con el sodio (Na) y un aumento del cloruro en comparación con el bicarbonato disponible en la dieta. En general, se considera que los humanos de hoy en día tienen una dieta pobre en magnesio y potasio, así como en fibra y rica en grasas saturadas, azúcares simples, sodio y cloruro, en comparación con el período pre agrícola. Esto da como resultado una dieta que puede inducir a acidosis metabólica, que no se corresponde con los requisitos nutricionales determinados genéticamente.

En términos generales, frutas, vegetales, zumos de frutas, patatas y bebidas bajas en fósforo (vino tinto y blanco, aguas de soda mineral) suelen tener un pH elevado (básico). Por otro lado, productos a base de granos, carnes, productos lácteos, pescado y bebidas con bajo contenido de fósforo (cervezas, cacao) suelen presentar un pH bajo (ácido).

Mucho se ha escrito en la actualidad sobre los beneficios de la dieta alcalina, sea en periódicos, revistas o medios online. Intentaremos con este artículo comprobar estas evidencias basándose en la literatura científica.

El papel del pH en las células, órganos y membranas

El pH en nuestro cuerpo puede variar considerablemente de un área a otra. En el cuerpo humano, la zona más ácida se encuentra en el estómago (pH de 1.35 a 3.5) para ayudar a la digestión y proteger contra organismos microbianos oportunistas. Pero incluso en el estómago, la capa justo fuera del epitelio es bastante básica para prevenir lesiones de la mucosa. Se ha sugerido que la disminución de la secreción del revestimiento gástrico de los bicarbonatos y una disminución en la secreción alcalina / ácida en los pacientes con úlcera duodenal pueden jugar un papel significativo en las úlceras duodenales. La piel es bastante ácida (con un pH de 4 a 6.5) para proporcionar un manto ácido como barrera protectora contra el medio ambiente, contra el crecimiento microbiano. La orina puede tener un pH variable de ácido a alcalino dependiendo de la necesidad de equilibrar el organismo.

Acidosis crónica y salud de los huesos

El calcio en forma de fosfatos y carbonatos representa un gran depósito de base en nuestro cuerpo. En respuesta a una carga de ácido como la dieta moderna, estas sales se liberan en la circulación sistémica para provocar el equilibrio (homeostasis) del pH. Se ha estimado que la cantidad de calcio perdido en la orina, con la dieta moderna a lo largo del tiempo, podría ser de 480 gramos en 20 años - casi la mitad de la masa esquelética de un individuo. Sin embargo, hay muchos factores reguladores que pueden compensar la pérdida de calcio en la orina.

Se ha investigado que el bicarbonato, que aumenta el contenido alcalino de una dieta, puede disminuir la pérdida ósea en adultos mayores sanos. Los minerales óseos que se desperdician en la orina pueden no tener una compensación completa a través de la absorción intestinal, dando lugar a la osteoporosis. Sin embargo, utilizando una suplementación adecuada de vitamina D, se tiene una absorción intestinal adecuada de calcio, magnesio y fosfato cuando sea necesario. Tristemente, la mayoría de las poblaciones generalmente son deficientes en vitamina D, especialmente en climas fríos y con poco Sol.

Mucha de la información online y hasta la encontrada en libros relaciona una dieta alcalina con la salud ósea. Sin embargo, una reciente revisión sistemática de la literatura en busca de pruebas que apoyen la dieta alcalina para la salud ósea no encontró dicha relación.

 

Otro elemento de la dieta moderna es el exceso de sodio en la dieta. Existe evidencia de que, en humanos sanos, el aumento de sodio en la dieta puede predecir el grado de acidosis metabólica cuando se consume una con base ácida. Se ha demostrado que el exceso de sodio en la dieta da como resultado hipertensión y osteoporosis en mujeres. Además, el potasio dietético muy escaso en la dieta moderna, contrarrestaría los efectos sobre la hipertensión arterial provocados por el exceso sal.

El exceso de proteína en la dieta ,con una carga renal alta en ácido, también puede disminuir la densidad ósea si no se atenúa mediante la ingestión de suplementos o alimentos alcalinos. Sin embargo, la ingesta adecuada de proteínas es necesaria para la prevención de osteoporosis y sarcopenia; por lo tanto, es más interesante aumentar la cantidad de frutas y verduras (alimentos alcalinos) en lugar de reducir las proteínas.

Dietas alcalinas y masa muscular

A medida que envejecemos, hay una pérdida de masa muscular, que puede predisponer a caídas y fracturas. Con base en esta afirmación, se ha realizado un estudio de tres años sobre una dieta rica en potasio (con gran cantidad de frutas y verduras, así como una menor carga de ácidos), y ésta funcionó en la preservación de la masa muscular en hombres y mujeres mayores.

Circunstancias como la insuficiencia renal crónica, que aparece en acidosis metabólica crónica, dan como resultado un colapso acelerado del sistema muscular esquelético. La corrección de la acidosis puede preservar la masa muscular en condiciones donde su pérdida es común, como la cetosis diabética, el traumatismo, la sepsis, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la insuficiencia renal.

En situaciones que generan acidosis aguda, la suplementación con bicarbonato de sodio en personas jóvenes antes del ejercicio exhaustivo dio como resultado menos acidosis en la sangre de aquellos que no fueron suplementados con bicarbonato de sodio.

Suplementación alcalina y Hormona de crecimiento (GH)

Desde hace tiempo se sabe que las formas graves de acidosis metabólica en los niños se asocian con bajos niveles de hormona de crecimiento, y como resultado una baja estatura. La corrección de la acidosis con bicarbonato o citrato de potasio aumenta significativamente la hormona del crecimiento y mejora la estatura final. El uso de suficiente bicarbonato de potasio en la dieta para neutralizar la carga diaria neta de ácidos en mujeres posmenopáusicas dio como resultado un aumento significativo de la hormona de crecimiento y, por consecuencia, de la hormona responsable por la formación ósea.

Por estos y otros estudios, se puede concluir que la mejora de los niveles de la hormona del crecimiento puede mejorar la calidad de vida, reducir los factores de riesgo cardiovascular, mejorar la composición corporal e incluso mejorar la memoria y la cognición.

Dieta alcalina: consejos prácticos

Las dietas alcalinas dan como resultado un pH de la orina más alcalino y pueden dar como resultado una reducción de calcio en la orina. Sin embargo, no hay evidencia sustancial de que esto mejore la salud ósea o proteja de la osteoporosis. Aun así, las dietas alcalinas pueden dar lugar a una serie de beneficios para la salud:

  • El aumento de frutas y verduras en una dieta alcalina mejoraría la relación entre Potasio / Sodio, y podría beneficiar la salud ósea, reducir el desgaste muscular y mitigar otras enfermedades crónicas como la hipertensión y los accidentes cerebrovasculares.
  • El aumento resultante de la hormona del crecimiento (GH) con una dieta alcalina puede mejorar muchos factores, desde la salud cardiovascular hasta la memoria y la cognición.
  • Un aumento en el magnesio intracelular, que se requiere para la función de muchos sistemas enzimáticos, es otro beneficio adicional de la dieta alcalina.

A partir de la evidencia descrita anteriormente, sería prudente considerar una dieta alcalina para reducir la morbilidad y la mortalidad de las enfermedades crónicas que están afectando a nuestra población que envejece.

Una de las primeras consideraciones en una dieta alcalina, que incluye más frutas y verduras, es saber en qué tipo de suelo se cultiva, ya que esto puede influir significativamente en el contenido mineral. En este momento, hay estudios científicos limitados en esta área, y muchos más estudios están indicados con respecto a los efectos musculares, en la hormona del crecimiento y la interacción con la vitamina D.

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios

Añadir comentario

Necesitas iniciar sesión par añadir comentarios.

Close