¡Estamos online! ¿Te podemos ayudar?

Yamamoto Charge 700 gramos

  • Isomaltulosa (Palatinose™)
  • Dissacárido ultra rápido
  • 35 servicios
15,90 €
Sabor
Cantidad
Últimas unidades en stock

Después del gran éxito obtenido por las ya «famosas» ciclodextrinas altamente ramificadas (HBCD), el catálogo dinámico de productos de la empresa Yamamoto sigue incorporando nuevos elementos, entre ellos, una forma especial de carbohidrato: la ismaltulosa (Palatinose™) presentada con el nombre de «Charge». La ismaltulosa es un disacárido formado a partir de glucosa y fructosa que está presente de forma natural, aunque en concentraciones bastante bajas, en la miel y en el sirope de azúcar de caña, y su producción se realiza mediante técnicas modernas de conversión enzimática a partir de sacarosa. La ismaltulosa a menudo se compara (y sustituye) con la sacarosa, no solo por su elevado poder edulcorante (45-50 % comparado con la sacarosa), sino también por su sabor, tanto es así que se utiliza en la industria alimentaria. A diferencia de la sacarosa que se digiere totalmente a nivel intestinal, su digestión es más lenta. Su estructura característica permite que los enlaces de las moléculas que forman la ismaltulosa (alfa(a)-1,6-glicosídico) sean más estables en comparación con las moléculas presentes en la sacarosa, por lo tanto, una nota interesante y muy apreciada por los deportistas que quieren mantener unos niveles óptimos de rendimiento, es que los niveles  de glucemia e insulina aumentan significativamente menos que con otros azúcares. Este tipo especial de enlace entre dos de sus componentes (fructosa y glucosa) permite ralentizar su velocidad de absorción. Luego, nuestras disacaridasas intestinales, que son las enzimas capaces de romper el enlace molecular existente entre los dos azúcares que forman el disacárido, favorecen su posterior absorción y biodisponibilidad, haciendo que la ismaltulosa avance mucho más lentamente que otros azúcares disacáridos más conocidos, como por ejemplo, la sacarosa. Como resultado, el nivel de glucemia en sangre y el de insulina tendrán un aumento significativamente menor y este será muy gradual. Esto ha puesto de manifiesto las ventajas del compuesto en el mundo de la suplementación deportiva, en particular en deportes de resistencia como el atletismo, ciclismo, triatlón, esquí de fondo, etc., como el hecho de que presenta un bajo índice glucémico y una reducida osmolaridad respecto a la glucosa y la fructosa tan utilizados en el pasado (pero no inmunes a diferentes límites y efectos secundarios). La glucosa escindida entra en la sangre mucho más rápido que otros azúcares, con una estimulación menor para liberar insulina. La ismaltulosa tiene un índice glucémico similar a la fructosa, pero a diferencia de ella, tiene la ventaja de tener un «impacto» menor en la producción hepática de triglicéridos y, por lo tanto, es más adecuada que la fructosa u otras mezclas «históricas» utilizadas por los atletas, como la fructosa, glucosa y maltodextrina como carbohidratos d bajo índice glucémico. Menos oscilaciones glucémicas e insulínicas y menos alteraciones gastrointestinales. De hecho, con la ismaltulosa se reduce el riesgo de padecer riesgos gastrointestinales posteriores a la ingestión, los estudios científicos han demostrado que la ismaltulosa es capaz de proporcionar energía durante más tiempo sin el riesgo de incurrir en el llamado «crash» (choque) glucémico. Por lo tanto, una vez ingerido por el atleta, se absorbe gradualmente y sigue los mismos procesos metabólicos que la sacarosa, siendo los azúcares liberados por su hidrólisis los mismos resultantes de la hidrólisis de la sacarosa (glucosa y fructosa). El proceso de digestión es especialmente fácil para el tracto gastrointestinal, y está respaldado por estudios donde se observa su buena tolerabilidad sin presentar los problemas gastrointestinales típicos de otras formas de carbohidratos utilizados en el ámbito deportivo (ej., hinchazón, fermentación con calambres, nauseas o diarrea), ni reacciones de carácter alérgico. Es digno resaltar que en comparación con sus otros «parientes» más famosos también apreciados en la industria alimentaria (glucosa, maltodextrina, fructosa o sacarosa) proporciona un aporte energético igual a 4 Kcal/g y, a diferencia de la sacarosa, no favorece la aparición de caries, porque no puede ser utilizada por los microorganismos responsables de su aparición.  Desde un punto de vista «metabólico», algunos estudios comparativos han demostrado que con el uso de la ismaltulosa en lugar de otros disacáridos con un índice glucémico más elevado, el cuerpo oxida menos carbohidratos y más ácidos grasos , ahorrando así las reservas glucídicas. ¡Una verdadera arma de apoyo para el rendimiento en muchas disciplinas deportivas! Gracias a la lentitud de su proceso de absorción, y en resumen, asumiendo que Charge amplía la extensión temporal de la curva glucémica, hace que la ismaltulosa sea una fuente energética de liberación lenta que puede ayudar al organismo durante las largas sesiones de entrenamiento con intensidad prolongada y sostenida, sin una disminución en el rendimiento debido a una glucemia fluctuante o a molestas alteraciones gastrointestinales, apoyado por una literatura científica sostenida y evidencias positivas de los atletas en el campo. Se presenta como un polvo blanco cristalino no higroscópico, por lo que es bien distinguible, no forma grumos y se mezcla muy bien en bebidas con otros elementos como por ejemplo, sales minerales, aminoácidos ramificados o esenciales.

Charge se puede consumir antes o durante el entrenamiento en deportes de resistencia o en cualquier tipo de entrenamiento con una cierta duración, presentándose como una alternativa más nueva y eficaz respecto a las formas más comunes de carbohidratos simples o mezclas utilizadas en el pasado a base de glucosa, fructosa, sacarosa y/o maltodextrina.

 

Modo de uso

Mezcle 1 cucharada nivelada (20 g) en 200 ml de agua dos veces al día, después de hacer ejercicio. Para contribuir a la recuperación muscular después de entrenamientos muy intensos y / o prolongados, consuma hidratos de carbono de todas las fuentes con un consumo total de 4 g por kg de peso corporal (por ejemplo, para un hombre de 70 kg, el consumo es de 280 g), comenzando dentro de las 4 horas. después del entrenamiento y finalizando a más tardar 6 horas después del entrenamiento.

 

Ingredientes

Isomaltulosa* (Palatinose TM), ácido: ácido cítrico; saborizante, agente antiaglomerante: dióxido de silicio; edulcorante: sucralosa; color: riboflavinas.

Información nutricional

30533

Referencias específicas

ean13
4926266002748