¡Estamos online! ¿Te podemos ayudar?

Beta-Alanina

La beta alanina es un aminoácido no tan conocido en el mundo de la suplementación deportiva y no esencial que se sintetiza en nuestro hígado. Este aminoácido puede ingerirse a través de la dieta, sobre todo en alimentos de origen animal, como puede ser la carne roja y blanca o mediante suplementos deportivos.

Filtros activos

Encontramos un gran interés debido a su relación directa con la síntesis de carnosina. Este último es un dipéptido, que se compone de los aminoácidos beta alanina e histidina. Nuestro organismo no es capaz de absorber directamente este dipéptido desde el torrente sanguíneo.

La beta alanina interviene en funciones de nuestro sistema nervioso y se puede encontrar de forma libre o formando parte de la carnosina.

La beta alanina es un complejo intra-entrenamiento para aumentar la congestión muscular y el rendimiento acelerando tus entrenamientos de alta intensidad.

Cuando se ingiere beta alanina, es muy común experimentar una sensación momentánea de hormigueo en nuestro cuerpo. Esto suele ocurrir especialmente cuando se toma como suplemento antes de nuestro entrenamiento ya que ejerce efecto en el sistema nervioso central.

¿Por qué es recomendada la beta alanina? 

  • Para potenciar nuestro rendimiento muscular en combinación con otros suplementos.
  • Permite realizar entrenamientos de gran intensidad o resistencia permitiendo mejorar la explosividad.
  • Para aquellos que quieran disfrutar de sus múltiples propiedades en relación a la protección de nuestro ADN mejorando el sistema inmunitario

Los suplementos con beta alanina resultan ser más efectivos para aumentar la concentración de carnosina en nuestros músculos que la suplementación directa con carnosina.

Dosis recomendada

La dosis que se ha mostrado más efectiva es entre 4 y 6 gramos al día repartidos en 4 tomas y siempre se debe tomar junto con las comidas. Los niveles de beta alanina en nuestro cuerpo disminuyen aproximadamente a las 2 horas de su ingesta, y es por ello que se administra de manera fraccionada a lo largo del día.

Lo recomendable es llevar a cabo una ingesta de beta alanina durante 2 meses y descansar un mes. De esta manera obtendrás los mejores resultados en tu cuerpo.